haiku

Poesía Haiku y Naturaleza

Hace unos años me llamó la atención un Taller denominado ‘Introducción al haiku creativo‘, del profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo. Suerte la mía, en mi ignorancia, al estar delante de uno de los grandes especialistas de la poesía haiku en España.

A partir de entonces, soy una enamorada de este arte japonés, su vinculación con la Naturaleza y su simpleza.

Voy a intentar introducir, en este artículo, el significado de este estilo complejo en tradición e historia, ya que ha sufrido variaciones a lo largo de los siglos. Y también, complejo, en su construcción al idioma castellano.

QUÉ ES UN POEMA HAIKU

El haiku es una forma poética de expresión dentro de la cultura tradicional japonesa basado en una composición de tres versos de 5, 7 y 5 sílabas, ocupando 17 sílabas en total.

Es un poema corto y su estilo tradicional se caracteriza por describir, generalmente, los fenómenos de la Naturaleza, el cambio de las estaciones y la vida cotidiana de la gente.

En la base del haiku hay una percepción directa de las cosas, libre de conceptos abstractos, donde reina la naturalidad, la sencillez o la sutileza.

Haiku es lo que está sucediendo en este lugar y en este momento

Matsuo Basho

Orígenes

Las raíces del haiku se extienden a lo largo de los siglos donde han confluido diferentes corrientes como el Taoísmo, el Confucionismo, el Budismo Indio y Zen y el propio desarrollo de la literatura China y Japonesa.

La génesis del haiku se remonta a los orígenes de la poesía japonesa, llamada también ‘waka‘, que data del siglo VII.

Desde entonces, se fue modelando lo que se organizaría mas tarde en la forma definitiva del haiku.

Originariamente, se le conocía como ‘hokku‘ o ‘haikai‘ y del cruce de ambos surgió el actual haiku.

Matsuo Bashō, el poeta más famoso del período Edo de Japón, está considerado como uno de los cuatro grandes maestros del haiku y los consolidó con un estilo sencillo y de componente espiritual (el conocido ‘camino del haiku‘).

CÓMO ESCRIBIR UN HAIKU

A la hora de pararse a escribir un haiku en castellano, hay que seguir una serie de premisas técnicas que lo caracterizan:

1. Está formado por 3 versos cortos de 5-7-5 sílabas, respectivamente.

La rama seca;  (5)

un cuervo se ha posado,  (7)

tarde de Otoño.  (5)

Matsuo Basho

2. No tiene rima.

3. Predominan las palabras cortas (bisílabas), los sustantivos y el estilo nominal o uso de verbos en infinitivo. (Dando un significado de acción presente, futura o intemporal).

Montaña verde

el prado colorido;

flores que nacen.

Con el estilo nominal el poeta es capaz de hacer descripciones sin verbo, es el arte de sugerir.

4. Si la última palabra del verso termina en aguda, hay que tener en cuenta en añadir una sílaba más al contar.

Ejemplo: barquito de papel.

Bar/qui/to /de/ pa/pel  (+1)  (7)

5. Se aplica la sinalefa.

Unión de la vocal o vocales finales de una palabra con la vocal o vocales iniciales de la siguiente, de modo que forman una única sílaba tanto a efectos fonéticos como métricos.

Ejemplo: verdea el día.

Ver/de/a el dí/a (5)

Otras características importantes a tener en cuenta.

1. Trata la esencia pura de la Naturaleza:

La Naturaleza es la temática por excelencia de los haikus. El mundo natural y su relación con el hombre o mujer que lo observa. El poeta expresa la Naturaleza en sentido amplio y universal.

Es muy habitual el uso de 2 palabras a través del significado profundo que guardan: el ‘aware‘ y el ‘kigo‘.

 ‘Aware o emoción profunda provocada por la percepción de la naturaleza.

Es el asombro que percibimos, las lágrimas de las cosas, estrenar nuevas sensaciones como las experimenta un niño pequeño.

A menudo, se trata de una emoción melancólica, pero también de alegría exultante. Se trata de una conmoción espiritual, que es a la vez estética y sentimental.

¿Veo la flor caída

retornando a su rama?

¡Es una mariposa!

Moritake

 ‘Kigo o palabra de estación climática.

Indica qué estación se sitúa en el poema.

Normalmente, se suele nombrar a una de las 4 estaciones como el otoño o la primavera, pero también, elementos que hagan referencia a una estación en concreto.

Por ejemplo, el ruiseñor o el ciruelo, se piensan también como elementos representativos de la primavera. O la nieve, como palabra de estación de invierno.

A esto le llaman ‘sentir los objetos naturales como temas de estación‘.

2. Es la poesía de la sensación y la espontaneidad.

La frescura mental brota de la inmediatez de la sensación que provoca la contemplación, el contacto con la Naturaleza y el momento presente.

Cuanto más íntimo es el contacto con la Naturaleza, mayor es la frescura mental.

Por lo tanto, no está hablando de una apertura a nuestra propia creatividad.

3. Los poetas haikus (haijin o haikista en español), suelen reflejar algunos de estos detalles:

– Emociones de compasión y fraternización con todo lo natural.

– Algunos utilizan la lógica oriental de que ‘hay que escribir siempre’.

– Paradojas reflejando lo grande en lo pequeño.

– Puntos de vista del propio autor.

– Comparaciones implícitas que el lector tiene que descubrir.

– Uso del humor.

– Reflejo de lo instantáneo y lo perpetuo.

Aunque los haikus se caracterizan por su brevedad, hay un significado oculto muy amplio detrás que el lector debe de disfrutar con calma y detenimiento.

Viajando a través de las palabras hacia un imaginario de las escenas que sugieren.

EJEMPLOS DE HAIKUS JAPONESES

A continuación, puedes leer una selección que he preparado con los 7 mejores haikus clásicos y el nombre de los maestros más famosos

Todo en calma.

penetra en las rocas

la voz de la cigarra.

Matsuo Basho

Un viejo estanque;

se zambulle una rama,

ruído en el agua.

Matsuo Basho

Las campanilas

en mi pozal se enredan;

pediré agua.

Chiyo (Poetisa)

De mirar a las flores

ya me acaban doliendo

las cervicales.

Soon

Lejanos montes

refléjanse en los ojos

de la libélula.

Kobayashi Issa

Ante estas lluvias

primaverales, pobre

del que no escribe.

Yosa Buson

Hacia el gran cielo

inclinándose crece

árbol de invierno.

Kyoshi Takahama

Haikus para niños

Debido a su sencillez y brevedad, unido a las grandes posibilidades expresivas que ofrecen para poder hablar sobre cualquier cosa de la vida cotidiana, los haikus son un ejercicio muy interesante para experimentar con los niños.

Además, es una forma muy útil para acercar a los niños a la Naturaleza, contemplarla y comprenderla a través de un arte creativo y expresivo.

Y, por tanto, los haikus pueden ser un gran apoyo para los educadores y madres y padres para introducir a los niños a la poesía de una forma divertida y llena de aprendizajes.

Ejemplo de haiku para niños que ayudan al aprendizaje de la Naturaleza:

La mariposa

recordará por siempre,

que fue gusano.

Mario Benedetti

Haikus de amor

En los últimos años, los haikus se han extendido ampliamente como un subgénero literario que puede tratar sobre cualquier cosa. Pero, siempre que se respete la sencilla estructura de 3 versos 5, 7, 5 antes comentada.

Así, se han extendido los haikus de amor que suelen ser dedicados en tarjetas para enamorados.

No más rodeos (5)

prefiere que la besen (7)

a quemarropa. (5)

Mario Benedetti

Haikus ilustrados

Es muy habitual encontrarse a los haikus acompañados de un grabado que representa al texto .

Como hablábamos al principio, estos poemas son muy visuales, en el fondo, son instantes capturados en palabras. Como si le hicieras una foto o dibujaras ese instante a través del haiku.

haiku japonés con grabado
Haiku Japonés con grabado.
haiku ilustrado
maria galan
baños de bosque
Mi propio Haiku con ilustración de acuarela

Es hora de que te dejes llevar por tu lado creativo y comiences a escribir tus propios poemas haikus.

Y por qué no, lanzarte a acompañarlos con un dibujo.

¡Déjate inspirar por el mundo natural!.

Suscribirse al Blog

* indicates required
Publicado en Biofilia, Ciclos naturales, Creatividad y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .