CÓMO EL SHINRIN YOKU TE PUEDE CAMBIAR LA VIDA

¡Hola a todos! Hoy, desde Baños de Bosque María Galán, queremos hablaros de cómo el Shinrin Yoku te puede cambiar la vida. Empezaremos contando en qué consiste y más tarde te contaré los beneficios que te puede aportar y qué paseos puedes hacer en compañía de tu familia o amigos de mi mano. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el Shinrin Yoku?

El Shinrin Yoku o baños del bosque es una práctica japonesa que consiste en una caminata en el bosque pero mucho más intensa en la que se conecta con la naturaleza a otros niveles. Es una forma de tomar el bosque como una medicina para tu cuerpo y alma.

Son paseos en grupos de 10 o 15 personas que tienen una corta duración, sólo dos o tres horas, ya que no se recorre más de un kilómetro o dos, en los que se trata de conocer el bosque y de compartir sentimientos. Y al ser caminatas tan sencillas cualquier persona sea joven, adulta o anciana la puede realizar y beneficiarse de sus muchos frutos al sumergir en la naturaleza sus cinco sentidos.

Como hemos mencionado, podrás disfrutar de Shinrin Yoku en familia o con quien te sientas más cómodo.

¿Cómo te puede beneficiar el Shinrin Yoku?

Estos baños del bosque son una práctica ancestral que han sido practicadas por muchos años y a la que los japoneses tienen mucho respeto. Son muchos los bosques declarados como sitios de terapia, y es que esta práctica tiene muchos beneficios que están incluso reconocidos por psicólogos:

  • –  Un claro beneficio es la reducción del estrés. Los paseos por el bosque te devuelven el equilibrio a tu vida y baja la ansiedad que te puede proporcionar el trabajo.
  • –  Mejora el ánimo, pasar un rato en la naturaleza y con amigos te devolverá las ganas de reír y de seguir luchando.
  • –  Mejora el trastorno del sueño gracias a la relajación que aporta a nuestros cuerpos.
  • –  Aumenta la concentración y la creatividad al despejar la mente. Tu productividad y tu capacidad de observación se pueden ver muy beneficiadas.Y no solo tiene beneficios para la mente, el contacto con la naturaleza es una de las mejores medicinas hasta para nuestro cuerpo que también se ve mejorado tras esta experiencia en muchas parte de nuestro organismo:
  • –  Mejora el sistema inmunológico, tras la reducción del estrés se producen hormonas que mejoran el sistema de defensa.
  • –  Los dolores del cuerpo se van. Salir a la naturaleza hace que el dolor de cabeza se vaya de tu vida gracias a una mente despejada y al respirar aire puro.
  • –  La presión sanguínea se regula y los problemas de corazón disminuyen, habiendo un porcentaje que disfruta de una tensión arterial muy beneficiosa para el corazón.
  • –  Te ayudará con los problemas de estómago con una actividad intestinal más regular y buena para tu cuerpo.
  • –  Con la mejora del trastorno del sueño podrás incrementar tu descanso por lo que tendrás más energía con la que disfrutar del día a día.

    ¿Qué tengo que hacer para vivir la experiencia?

    Para vivir esta experiencia de manera plena y efectiva es importante llevar una buena actitud y una mente abierta. Si quieres respirar y tomarte un momento para cuidarte nosotros tenemos las claves de cómo debes asistir:

  • –  Abre la mente y los ojos. Bañate con los paisajes del bosque y aprecia la naturaleza que te rodeará.
  • –  Ve paso a paso. Esta experiencia debe beneficiarte en cada paso que des, poco a poco y no solo con ir una sola vez. Esto se puede convertir en una relación entre tu y la naturaleza, siempre y cuando no tengas prisa y disfrutes del camino.
  • –  Prestar mucha atención. Escucha a tu alrededor cuando estés en el bosque, abre tus sentidos y empápate de la calma que tiene.
  • –  Y el que puede ser más importante, el ir con un guía que sea experto en mejorar esta experiencia. Puedes contactar conmigo, María Galán, y te ayudaré a estar bien contigo mismo a través de Shinrin Yoku privados.Disfruta de Shinrin Yoku corporativos en las zonas naturales de Castilla y León tales como Zamora. Si tienes más curiosidad conoce nuestro Taller. ¡Nos vemos en el próximo artículo!
Publicado en Excluir.